ARTICULOS Y PUBLICACIONES


Marzo 2019


El pensamiento crítico para la solución a un problema

Es parte de nuestra naturaleza pensar, pero gran parte de nuestro pensamiento es arbitrario, parcializado, distorsionado, desinformado o prejuiciado. Todo lo que hacemos, producimos o nuestra calidad de vida depende de la calidad de nuestro pensamiento. El pensamiento crítico es un modo de pensar, sobre cualquier problema, tema o contenido, que inicialmente se somete a revisión, es decir preguntas, las cuales son esenciales porque impulsan el pensamiento en forma analítica y evaluativa bajo estándares universales, tales como: la claridad, exactitud, precisión, relevancia, profundidad, amplitud y lógica, que serán detallados mas adelante.

Origen
Surge en la Antigua Grecia y se relaciona con el filósofo Sócrates fundamentándose en la lógica, la retórica y la dialéctica. En su etimología proviene del verbo en latín pensare , que ejerce como sinónimo de pensar y el verbo griego krienin, que se puede traducir como: decidir o separar.*
No implica, como muchos creen, pensar en forma negativa o con predisposición a encontrar fallas o defectos; por el contrario, un pensador crítico y ejercitado formula problemas y realiza preguntas vitales con claridad y precisión, acumula y evalúa información relevante usando ideas abstractas para interpretarlas efectivamente, llega a conclusiones y soluciones probándolas con estándares relevantes, reconoce y evalúa los supuestos e implicaciones y al idear soluciones se comunica efectivamente.
Conceptualmente, el pensamiento crítico se puede describir como la enumeración de un conjunto de las siguientes operaciones intelectuales: evaluar, clarificar, analizar y resolver.
Debemos considerar que el pensamiento crítico es un ejercicio y supone como todos los entrenamientos: caídas, esfuerzos, errores y especialmente consistencia y permanencia en el tiempo, la excelencia o calidad del pensamiento se puede ejercitar para mejorar.
"Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso. Confusio"

¿Cómo se promueve el pensamiento crítico?
Se promueve proporcionando oportunidades y herramientas a los miembros de un grupo o alumnos para emitir criterios propios y tomar posturas y decisiones razonadas. Para lograrlo, se deben destinar e incorporar momentos para la reflexión y el análisis, donde se invite a explorar los distintos puntos de vista involucrados en el tema que se esté estudiando. Se requiere además crear un ambiente que promueva la escucha, el interés por opiniones diferentes y la búsqueda de buenas razones, que sean coherentes y argumentadas, de manera que el diálogo sea profundo y productivo.

¿Cómo usarlo para la solución de un problema?
Se debe ser capaz de analizar con precisión el problema, separando la información para determinar las prioridades en orden de importancia, de tal modo de enmarcar cada problema en su contexto y poder responder a las siguientes preguntas: ¿quién?, ¿qué?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿por qué?.
Se recomienda seguir los siguientes pasos:
-Identificar el problema y hacer las preguntas correctas.
-Analizar el problema y sus causas.
-Identificar y evaluar las consecuencias de las posibles soluciones.
-Seleccionar y planificar la solución.
-Implementar la solución.
-Evaluar si el problema fue resuelto.

Existen muchas técnicas en la resolución de problemas. Algunos de los métodos más usados son los siguientes:
Lluvia de ideas (brainstorming): es una técnica de grupo diseñada para generar una gran cantidad de ideas individuales para la solución de un problema.
Pensamiento sistémico: es un enfoque integral a un problema. Generalmente se basa en dos cuestionamientos básicos: ¿Cómo este problema afecta a toda la organización? ¿Cuáles son las consecuencias de cada solución propuesta que afecten a la organización?
Diagramas de causa y efecto: es una combinación de la lluvia de ideas con los mapas conceptuales (diagramas de Fishbone e Ishikawa). Sus cuatro pasos más importantes incluyen lo siguiente: (1) escribir una descripción detallada acerca del problema a ser abordado, incluyendo la frecuencia de su ocurrencia, dónde ocurre y las personas involucradas. (2) La identificación de los principales factores que contribuyen al problema (pueden ser: los sistemas técnicos, proveedores, individuales, externos, etc.) y trazarlos en un mapa conceptual para poder identificar sus causas. (3) En la identificación de causas, por cada factor identificado en el paso 2, se identifican sus causas expandiendo el mapa conceptual. (4) Analizar el diagrama conceptual, discutirlo y determinar las medidas que se podrían requerir tales como: visitas a terreno, encuestas, grupos de discusión e investigación adicional.
Mapas mentales (Mind maps): usados para representar ideas, tareas o problemas que se encuentran vinculados y dispuestos radialmente alrededor de una palabra clave o idea para ayudar a evitar aproximaciones jerarquizadas en la resolución de problemas, efectuándose en forma relacional y conceptual. También se le denomina estructura de árbol o mapa radial.
Diagramas de afinidad: en esta técnica las ideas son recogidas al azar por los miembros del grupo sin ningún tipo de censura, luego se organizan en categorías relacionadas. Puede ser usado para lo siguiente: organizar gran cantidad de información en temas comunes, identificar nuevas conexiones entre las ideas y la información disponible y determinar las causas profundas en la lluvia de ideas y sus soluciones a un problema particular.

¿Cómo desarrollar el pensamiento crítico?
El pensamiento crítico permite como proceso hacer juicios inteligentes para responder ante situaciones, preguntas, resolver problemas y abordar hechos. Se basa principalmente en la experiencia, la investigación, la observación y las aportaciones de otras personas. Este es un proceso de toma de decisiones en el cual se determina en qué creer o hacer ante una situación determinada.
Para incorporarlo a nuestra vida diaria se recomienda realizar lo siguiente:
-No quedarse conforme con entendimientos confusos o vagos acerca de las cosas; buscar su verdadero significado e ir más allá profundizando y no dejando las cosas en forma superficial.
-Juzgar las cosas de acuerdo a estándares universales refinando los estándares personales, sociales y profesionales.
-Mantener una mente abierta, aceptando opiniones divergentes por sobre actitudes y opiniones rígidas que no acepten discusión y con voluntad en reconsiderar para revisar puntos de vista diferentes.
-Usar la observación y la deducción para percibir e interpretar la realidad de manera correcta, dándole gran importancia a la realidad objetiva.
-No saltarse las conclusiones, es decir, evitar juzgar rápidamente hasta estar seguro de que se cuenta con la suficiente información como para hacer un juicio informado.
-Mantenerse concentrado en lo que es relevante, no saltando de un pensamiento a otro sin que haya una conexión lógica entre ellos.
-Mantenerse intelectualmente curioso, explorando nuevas formas de hacer y entender las cosas , aprendiendo acerca de temas que no se domina.
-No dejar que las emociones se interpongan en la manera de pensar. Se hace muy difícil pensar críticamente cuando se está molesto o alterado, se piensa claramente cuando se está calmado y controlado.
-Ser honestos para enfrentar y superar los propios sesgos, prejuicios, estereotipos y tendencias egocentristas.
-Ser un buen oyente, mientras mejor se escuche se tendrá información correcta y se podrán tomar mejores decisiones.
-No adoptar o asumir ideas que se hacen populares dentro de un grupo; se deben analizar y evaluar, ya que se pasa a ser conformista y no pensador crítico.

Los estándares intelectuales universales
Son estándares que se deben usar para verificar la calidad del razonamiento sobre algún problema, asunto o situación. Pensar críticamente implica dominar y usar estos estándares. Para ayudar a aprenderlos se deben formular preguntas que exploren la capacidad de llegar a pensar críticamente, de tal manera que lleguen a provocar en quienes lo estudian la responsabilidad individual por su pensamiento.
El objetivo es que estas preguntas se fusionen en el proceso de pensar hasta que se conviertan en parte de la voz interior que guiará y llevará a una buena evolución en el razonamiento.

Reflexión final
La calidad de nuestra vida y lo que hacemos depende de nuestro pensamiento, el cual se puede ejercitar para mejorar; el pensamiento crítico requiere del dominio consciente de su uso, implica además comunicación efectiva, habilidades de solución de problemas y un compromiso de superar en forma honesta el egocentrismo natural del ser humano. Su adopción requiere principalmente curiosidad intelectual, exigencia personal para someterse a rigurosos estándares intelectuales universales para que sea empleado como una herramienta para la solución de un problema.