ARTICULOS Y PUBLICACIONES


Enero 2019


Avance Informático y la Marginación Laboral

Todo fin de siglo, por ese solo hecho, ha traído ciertas inquietudes, producto de una sensación de inseguridad respecto al futuro.
El pasaje hacia el Siglo XXI nos plantea una nueva inquietud: "El fin del Trabajo", como define Jeremy Rifkin en su libro al reemplazo del trabajo realizado por el hombre, por máquinas.
Si bien este proceso no es nuevo ya que a partir de fines del Siglo XVIII, la Revolución Industrial estaba bajo situaciones parecidas, nunca antes como en estos tiempos, la tecnología ha ocupado un papel tan destacado en cuanto a la posibilidad cierta de eliminar o reinventar tareas y ocupaciones.
Ahora bien, ¿Cuál es el efecto que puede producir esto en el desarrollo humano y sus organizaciones económicas y sociales?
Hasta hoy el sistema capitalista cimentó sus bases en el concepto de productividad, o sea, la utilización eficiente de los recursos con el fin de obtener bienes y servicios en cantidades superiores a la que se consumen para producirlos.
Con el avance tecnológico esa productividad se ha multiplicado en forma espectacular, desplazándose las fronteras de producción hasta limites que todavía no hemos encontrado.
El avance de la tecnología se basa en los conocimientos propios de un oficio, arte industrial o Informática
El crecimiento de la tecnología ha consistido en aumentar la calidad de vida, y la informática enlazada con la tecnología, permite la sistematización, ordenación de los procesos, estudios matemáticos y lógicos y el desarrollo de mecanismos electrónicos capaces de almacenar, operar y suministrar los datos o los resultados de sus operaciones con gran rapidez y en el momento y forma deseada.
Para algunas personas este cambio o avance ha sido beneficioso pues se ha extinguido el trabajo físico, forzoso que antiguamente existía. Hoy se tienen máquinas que todo lo hacen, todo lo procesan.
La realidad es que para muchos otros el avance tecnológico no ha traído más que caos y el aislamiento o la discriminación de la sociedad en el campo laboral.
A través del todo el mundo, la informática ha avanzado hasta el punto de ser accesible a toda persona y casi en todo campo laboral.
En varios países mucha gente tiene que trabajar arduamente largas horas para ganarse el sustento o quizá realizar labores peligrosas por una paga exigua. Hasta hace poco, en otras naciones bastantes personas pensaban que cuando una compañía grande una dependencia gubernamental las contrataba tendrían trabajo seguro hasta el momento de jubilarse. Pero hoy parece que no existe una empresa o corporación capaz de ofrecer un empleo atractivo y permanente en cualquier nivel.
Desde la invención de las primeras máquinas industriales las innovaciones técnicas han ido reduciendo la necesidad de mano de obra. Los obreros esperaban que las maquinarias acortaran las agobiantes jornadas de trabajo, o que incluso las aboliera. Aunque es cierto que la automatización ha incrementado la producción y ha eliminado muchos peligros, también ha reducido la cantidad de puestos de trabajo.
Los despedidos corren el riesgo de caer en el desempleo de larga duración a menos que aprendan otras destrezas.
En tanto este problema continúe, la gente se seguirá manifestando hasta de forma violenta, en contra de los gobiernos.
En este caso estos últimos son los que tendrían que crear cursos de capacitación básica de Informática gratuitos para quienes lo necesiten.
De este modo los trabajadores podrán gozar de un empleo decente, en mejores condiciones, sin ser discriminado y con mayores posibilidades de desarrollo para la República Argentina.

Un cambio general
A su vez, la otra cara de la moneda que completa el funcionamiento de un sistema económico, el consumo, también se ha incrementado no solo en el aspecto cuantitativo, sino, en una constante innovación hacia los bienes y servicios lo cual hace la realidad la posibilidad de estar cada vez mas cerca de elegir una casi infinitivo cantidad de bienes y servicios.
Este cambio que se ha producido en tan poco tiempo, afecta fuertemente a una misma generación. Si consideramos a una generación como "el periodo de tiempo o lapso que separa a padres e hijo" en los últimos 25 o 30 años una persona que se formo o capacito para un modo de trabajo determinado se encuentra con que su formación no alcanza o no encaja en nuevo parámetros productivos, signo de la Revolución Tecnológica.
Comienzan a surgir las expresiones tales como informática, diseño gráfico, Internet, mundo virtual, etc. que describen la necesidad de volver a ingresar a un ciclo, a una calificación o convertirse en otra cosa desde el punto de vista laboral. El sistema educativo, tanto formal e informal, no se actualizo lo suficientemente rápido para acompañar el cambio tecnológico.
Ese cambio requiere de otras y nuevas habilidades, que estén a la altura de los cambios del mundo actual.
Si bien es cierto que la adquisición de nuevas capacidades no logrará la solución integral del problema del próximo siglo: La falta de trabajo tal y como se conoció en el Siglo XX, en el futuro deberá definirse claramente en que consistirán las nuevas forma de trabajo y como serán las nuevas organizaciones socioeconómicas.
Es evidente que en este nuevo contexto la capacidad laboral sigue siendo una condición necesaria, no suficiente, para probablemente encarar este próximo siglo en las mejores condiciones respecto a las oportunidades que se presentaran.
Mucho expertos en el tema consideran que la reducción de la jornada laboral será una de las consecuencias lógicas de este proceso de avance tecnológico, ya que en otros momentos de la Historia también se implanto acompañando a la Revolución Industrial.

Trabajo vs. Siglo XXI
Hoy frente al problemático tema de la desocupación nos remitimos a culpar al gobierno de turno, o al anterior, o a los extranjeros que trabajan por muy poco dinero y sin ningún tipo de cobertura y a la globalización. Sin interpretar, quizás, el nuevo orden mundial que esta siendo diseñado y que esta pasando frente a nuestras narices y no somos capaces de detenernos a observar que esta ocurriendo, dado la cantidad de tareas que tenemos que atender, hijos, hogar, trabajo, el auto, la moto y otras actividades sociales.
Toda cambio conlleva a una reacción que genera anticuerpos, un cierto rechazo porque desconocemos lo que puede pasar. El hombre por naturaleza le teme a lo que desconoce.
Nos toca vivir en una sociedad donde la tecnología de punta es cosa de todos los días y que van reemplazando al hombre.
El libro "Fin del trabajo" de Jeremy Rifkin este licenciado en Economía, en Relaciones Internacionales, Consultor de grandes empresas transnacionales, titular de cátedras en más de 300 Universidades del mundo y responsable de la configuración de la política publica de la América de Clinton, da un excelente panorama, que abunda en detalles y ejemplos, del nuevo conflicto social tecnologías contra puestos de trabajo: el nacimiento de una nueva era.
Plantea la forma brusca que el software (programas para computadoras) reemplaza a varios obreros de cuello azul en una fabrica y como los obreros de cuello rosa (mujeres) continúan ocupando puestos de trabajo que por siglo fueron exclusiva tarea de los hombres y de una manera clara explica de cómo los trabajadores de silicio (maquinas, fax, computadoras y personal altamente capacitado) se van a ir transformando en una elite del conocimiento donde el capital seguirá siendo importante para la organización social pero los que configuran esa organización social serán los jóvenes del conocimiento.
Mientras que la revolución industrial estaba fundamentalmente preocupada por el aumento de la producción, la importancia de la revolución de la información esta orientada a ampliar el tiempo libre, dándonos la posibilidad de determinar nuestro propio futuro.
Las empresas están preocupadas por ser 100 % competitivas en su producción y respuesta al consumidor.
Por ejemplo en una compañía japonesa que hace bicicletas uno puede ir a comprar y elegir el diseño, el color, el modelo, la marca, los frenos, las ruedas y otros detalles a través de una computadoras que registra el pedido directo a fábrica, sin intermediarios, y esto contabiliza un tiempo de tres horas desde el pedido del cliente, armado y entrega del producto. De forma irónica la empresa descubrió en un estudio de mercado que la rápida respuesta reduce el entusiasmo del cliente por lo que tuvieron que realizar la entrega a una semana para que el cliente experimente la "ansiedad de la entrega".
Junto con la Ofimática (Oficina Automática) y la Biotecnología, la Multimedia, las Fabricas Inteligentes y la Inteligencia Artificial serán los verdaderos responsables de que la desocupación sea un problema para nuestro mundo globalizado.
Por otro lado estas mismas empresas se desprenden de sus empleados remplazándolos por tecnología. Esto llega al punto de que los trabajos de los obreros de cuello azul para mediados del siglo XXI dejaran de existir.
Pero la solución se halla en un sector que los políticos y los economistas y la comunidad han restado su verdadera importancia el "Tercer Sector".
El término economía social al que a menudo se hace referencia, necesitamos que sea aplicado. Las sociedades de vecinos, de fomento, los clubes de barrio, las asociaciones de voluntarios y todas las fuerzas vivas, las O.N.Gs., es el llamado Tercer Sector que tendrá que absorber el doble de empleos que absorbió el Sector de Servicio.
Ello radica en que la gran cantidad de desempleados es arrojado a la marginación, como producto de esto, los índices de delincuencia están en aumento por lo tanto es necesario una solución al problema.
Pero, si continua existiendo cierta injusticia social y las políticas económicas siguen ejerciendo cohesión al pueblo, es menester cualquier adelanto tecnológico o solución al problema.

Teoría del distanciamiento en el conocimiento.
Los creadores de esta teoría fueron Tichenor, Donohue y Olien (1970). Ellos afirmaron que a medida qua aumenta la introducción de información en los mass-media, los segmentos de población con un status socioeconómico más alto, tienden a adquirir dicha información de modo más amplio que los segmentos de status más bajos, con lo que tiende a aumentar el distanciamiento en el conocimiento (knowlegde gap) entre ambos segmentos.
Con este planteamiento se cuestiona el tópico de que con el crecimiento de los medios de difusión de información se reducen las diferencias y se produce una igualación de conocimientos en toda la sociedad, ya que la capacidad de adquisición de información está vinculada al nivel de educación, de tal forma que un mayor nivel educativo permite una atención más intensa.
Así pues, algo parecido ocurre con Internet. Lo primero es que los que han tenido un acceso más rápido han sido aquellos que tenían un status económico más alto.
Por lo tanto, han tenido la posibilidad de beneficiarse de Internet antes que los demás, lo que ha propiciado que tengan un conocimiento y un control mucho más amplio que los de un status económico más bajo. Así mismo, suponiendo que todos estuvieran en igualdad de condiciones y que hubieran accedido al mismo tiempo, nos encontraríamos con que debido a las diferencias en el conocimiento y en la cultura, aquellos de status socioeconómico más alto tenderían a obtener una información mucho más amplia e importante que los de status más bajo. Con esto lo que sucede es que, Internet, en vez de fomentar la igualación de conocimientos, lo que finalmente hará es que, como los demás mass-media, aumente las diferencias entre el status.
La situación descrita en la Teoría del Distanciamiento es transcribible a Internet. Lo primero es que los que han tenido un acceso más rápido han sido aquellos que tenían un status económico más alto. Por lo tanto, han tenido la posibilidad de beneficiarse de Internet antes que los demás, lo que ha propiciado que tengan un conocimiento y un control mucho más amplio que los de un status económico más bajo.
Al mismo tiempo, suponiendo que todos estuvieran en igualdad de condiciones y que hubieran accedido al mismo tiempo, nos encontraríamos con que debido a las diferencias en el conocimiento y en la cultura, aquellos de status socioeconómico más alto tenderían a obtener una información mucho más amplia e importante que los de status más bajo. Con esto lo que sucede es que, Internet, en vez de fomentar la igualación de conocimientos, lo que finalmente hará es que, como los demás mass-media, aumente las diferencias entre el status.
Esto que estoy comentando se ve de modo claro en las encuestas que realizamos, especialmente en una donde el encuestado puso algunos ejemplos para explicar la situación. El tema económico lo dejó claramente expuesto cuando habló de Etiopía. Dijo: "...los habitantes de Etiopía no van a conectarse a Internet cuando se están muriendo de hambre." El ser humano tiene unas necesidades que cubrir y en base a esas necesidades va a adquirir unos productos u otros. Ni que decir tiene que Internet no es lo primero que se van a comprar.